Condiciones de garantía

ECHO te ofrece en España garantía general del fabricante de 5 años para todas sus máquinas con motor de explosión 2T y Battery Series 50V (2 años para uso profesional), así como 2 años de garantía para las baterías de las Battery Series 50V.

Los productos ECHO están fabricados bajo los más altos estándares de calidad y rendimiento. Esta garantía es nuestra declaración de confianza y nuestro distintivo.

5 años es mucho tiempo. Mucha más garantía que la de la gran mayoría de los productos que adquieres normalmente. Y nos comprometemos porque nuestra experiencia de más de 60 años nos permite proporcionar un excepcional nivel de calidad y confianza. Sabemos que como usuario particular tú también quieres disfrutar de la misma fiabilidad que un profesional y trabajar con una máquina en la que confíes al 100%.

Y si eres un profesional también has leido bien porque en tu caso disfrutarás de 2 años de garantía. Puedes confiar plenamente en los productos ECHO, diseñados para ser duraderos y hacer lo que les pidas, allí dónde los necesites. Y no únicamente eso, sino que están fabricados con los más altos estándares de calidad y rendimiento. Esta garantía es nuestra declaración de confianza y nuestro distintivo.

El objetivo de estas condiciones es doble: facilitar en un solo documento toda la información relacionada con las aplicaciones de garantía de nuestros productos, al tiempo que concienciar a todos los actores que participan en canal de distribución sobre los problemas que puede conllevar, para vendedores y/o consumidores, la venta y/o adquisición de productos a través de canales no oficiales.

Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios

En el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, y en la Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, se establecen ciertas obligaciones específicas para la protección de la salud y seguridad de los consumidores y usuarios que no afectan directamente a las relaciones comerciales entre el vendedor y sus proveedores.

De acuerdo al artículo 114, "el vendedor está obligado a entregar al consumidor y usuario productos que sean conformes con el contrato, respondiendo frente a él de cualquier falta de conformidad que exista en el momento de la entrega del producto" y según el artículo 123, "el vendedor responde de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega".

En este sentido, el artículo 124 se limita a recoger que "quien haya respondido frente al consumidor y usuario dispondrá del plazo de un año para repetir frente al responsable de la falta de conformidad. Y ello, sin perjuicio de que, cuando al consumidor y usuario le resulte imposible o le suponga una carga excesiva dirigirse frente al vendedor por la falta de conformidad de los productos con el contrato podrá reclamar directamente al productor".

Por lo tanto, frente al consumidor el responsable es el vendedor y esto no excluye el cumplimiento de las obligaciones contractuales que pudieran haber asumido vendedor y proveedor en el uso de la libertad contractual, pudiendo ser éste, precisamente, uno de los elementos a valorar en la selección de proveedores. La forma que debe tener el contrato queda por otra parte, establecida en el apartado Distribución de este condicionado.

En el caso de que el usuario tenga un accidente con la máquina las autoridades pueden solicitar responsabilidades al vendedor y si éste no pudiera acreditar que el producto suministrado cumple con la legislación vigente pueden considerarlo responsable del mismo y por lo tanto hacerse cargo de la multa o indemnización que se determine.

Incluso en el caso de que no se produzca ningún accidente, las autoridades pueden actuar de oficio y exigir la conformidad del producto tal y como exige el reglamento CE 765/2008. El fabricante del producto o de uno de los componentes del mismo podría no hacerse cargo de sus defectos cuando el producto haya sido vendido en un mercado para el que no fue diseñado.

Además, según el artículo 140 de la Ley que establece las causas de exoneración de la responsabilidad, "el productor de una parte integrante de un producto terminado no será responsable si prueba que el defecto es imputable a la concepción del producto al que ha sido incorporado o a las instrucciones dadas por el fabricante de ese producto". Esto afectará tanto al producto no vendido, como al no homologado por el fabricante o las Administraciones.

En resumen, cualquier empresario que intervenga en la puesta a disposición de bienes y servicios a los consumidores y usuarios estará obligado, dentro de los límites de su actividad respectiva, a respetar las exigencias de control de los productos manufacturados susceptibles de afectar a la seguridad física de las personas, prestando a este respecto la debida atención a los servicios de reparación y mantenimiento.

¿Qué es una importación paralela?

Todo aquel producto que entra a través de un canal no oficial en un mercado donde hay un Distribuidor Oficial de la marca, homologado por el productor, se considera importación paralela.

El canal no oficial se aprovecha indebidamente y en beneficio propio, de las ventajas de la reputación comercial, industrial o profesional, adquiridas por el Distribuidor Oficial a través de la inversión en el producto, la comercialización de la marca, la estructura de empresa para garantizar la venta y el servicio postventa, etc., circunstancias que suponen claros actos de competencia desleal.

El consumidor no sufre ningún tipo de discriminación al ser éste plenamente consciente que está adquiriendo un producto en un canal no oficial. Puede aprovecharse de un precio aparentemente más competitivo y ha de asumir, desgraciadamente, que en este supuesto “lo barato sale caro”. Por desgracia, esta práctica obvia a menudo la responsabilidad de la empresa que oferta el producto en cuestión y desprotege al consumidor frente a los problemas de postventa, servicio de garantías o de recambios de piezas, entre otros.

Garantías

En este sentido, será requisito imprescindible para la concesión de garantía sobre cualquier pieza perteneciente a una máquina vendida por ECHO-es.es, que el registro de garantía se haya cumplimentado debidamente en el plazo máximo de 30 días desde su fecha de venta al consumidor o usuario, o bien presentando copia de la factura original de compra, cumplimentada de acuerdo a los requerimientos detallados para máquinas ECHO en el apartado de distribución de este condicionado y dentro del plazo de validez establecido en el periodo de garantía.

Para garantizar un correcto servicio postventa, las reparaciones deben ser realizadas por un servicio técnico oficial de la marca. En el caso excepcional de que una máquina deba enviarse a nuestras instalaciones para su reparación en garantía, los portes serán siempre pagados por el cliente y por la agencia de transporte que éste determine para el envío o recogida. Será siempre necesaria la comunicación previa a ECHO-es.es, que se reserva el derecho de autorización.

ECHO-es.es se reserva el derecho a limitar las aplicaciones de garantía respecto de aquellos productos que no cumplan con los requisitos establecidos en estas condiciones.

¿QUÉ CUBRE LA GARANTÍA?

ECHO-es.es garantiza los productos que suministra ante cualquier defecto de material o fabricación y que cumplen con la calidad y prestaciones publicitadas. La garantía no afecta a los derechos que la normativa aplicable confiere a los consumidores.

La garantía dará derecho al cliente, en su caso, a la reparación gratuita de la máquina incluyendo las piezas y la mano de obra necesaria para su sustitución.

En el caso de que tenga algún problema con la máquina, el cliente deberá contactar con su distribuidor o agente autorizado ECHO. Si necesita cualquier reparación en garantía, deberá llevarlo a su distribuidor o agente autorizado ECHO con su factura de compra.

LA GARANTÍA NO CUBRE:

  1. Cualquier producto que haya sido modificado o alterado por un tercero sin el consentimiento previo por escrito de ECHO.
  2. Cualquier daño ocasionado por un manejo inadecuado y no especificado en el manual de usuario.
  3. Cualquier daño resultante del incumplimiento de los periodos de mantenimiento especificados en el manual de usuario o resultante de una reparación o mantenimiento inadecuado que no haya sido realizado por un servicio oficial ECHO.
  4. Cualquier daño ocasionado por el uso de recambio no original, carburantes, aceites y accesorios distintos a los recomendados por ECHO.
  5. Los daños producto de haber trabajado con combustible en mal estado o inadecuado.
  6. Cualquier daño producto del desgaste natural ya sea por tiempo o por horas de uso (desgastes, decoloración de la pintura, etc.).
  7. Consumibles: ECHO no garantiza las piezas deterioradas por el uso, a menos que sean piezas necesarias como parte de una reparación en garantía. Piezas como: bujías, cables, filtros, correas, ánodos, ferodos,  así como lubricantes (aceites y grasas).
  8. Limpieza, ajustes y otras tareas de mantenimiento periódico (cambio de aceite, ajuste de correas, cables, etc.).
  9. Cualquier daño resultante de la exposición del motor a humo, hollín o productos químicos, sal o cualquier fenómeno ambiental.

Periodo de garantía

El periodo de garantía de las máquinas ECHO es de 5 años para un uso particular, es decir, incluye 3 años de garantía comercial adicional y se amplia a 2 años para uso profesional, teniendo en cuenta las siguientes excepciones:

  1. Los recolectores de la serie EHV y los equipos de poda P10 y V10 se consideran máquinas para uso profesional y disfrutan de 1 año de garantía.
  2. La batería original equipada en los productos ECHO disfruta de una garantía de 6 meses. La garantía no cubre los daños de la batería por un mantenimiento incorrecto, las baterías deben cargarse periódicamente (cada 6 meses como máximo) incluso en las unidades en stock.
  3. Los productos eléctricos o de batería gozan de una garantía de 2 años para uso particular y 1 año para uso profesional.
  4. Los accesorios de corte tales como espadas, piñon de cadena y cabezales de nailon son piezas de desgaste que gozan de una garantía de 60 días para un usuario particular y de 30 días para un usuario profesional.

Distribución

Todas las máquinas ECHO deben entregarse al cliente habiendo realizado el distribuidor o agente autorizado ECHO en su establecimiento la revisión previa necesaria para asegurar que están en condiciones óptimas de marcha. En el momento de la entrega deben arrancarse para enseñarle al cliente su funcionamiento, con la ayuda del manual de usuario y prestando especial atención a las advertencias de seguridad incluidas en el mismo.

Todas las máquinas ECHO deben entregarse al cliente con su manual de usuario y declaración de conformidad o certificado de incorporación de acuerdo a las directivas europeas. Es necesario hacer constar en factura el modelo, tipo y número de serie de la máquina suministrada y recabar la firma del cliente en una copia de la misma donde se indique que se ha entregado en condiciones de uso, con la citada documentación y tras la explicación de su funcionamiento y de las advertencias de seguridad.

Las presentes condiciones de garantía se encuentran actualizadas a fecha 21-07-2014.