¿Cómo DEBO arrancar un motor de 2 tiempos?

Para arrancar un motor de dos tiempos en frío es recomendable que sigamos los siguientes pasos, teniendo en cuenta las diferencias entre situaciones de arranque en frío o arranque en caliente, cuando el motor haya estado funcionado previamente:

ARRANQUE CON EL MOTOR EN FRÍO

  • Asegurarnos de que hemos llenado el depósito de carburante (en las motosierras, también el depósito de aceite de cadena).
  • Colocar el interruptor de motor en la posición de funcionamiento “ON" (en las motosierras accionar también la palanca del freno de cadena).
  • Accionar la palanca del estarter.
  • Accionar el cebador 4 ó 5 veces (si está equipado) para renovar el combustible del carburador, hasta ver el cebador lleno.
  • Asegurarse de tener colocadas las medidas de seguridad personal: protección auditiva, gafas de seguridad y el vestuario adecuado (anticorte cuando vayamos a trabajar con motosierras).
  • En motores equipados con el arranque fácil ES-Start la puesta en marcha del motor requerirá el mínimo esfuerzo. Con la unidad apoyada en el suelo, normalmente es necesario tirar ligeramente de 2 a 5 veces hasta escuchar la primera explosión y entonces dejar la palanca del estárter en su posición inicial. Es importante llegar práticamente hasta el final de su recorrido, pero sin realizar tirones bruscos.
  • Tirar de nuevo de la cuerda de arranque. La máquina debería arrancar antes de 5 intentos.

ARRANQUE CON EL MOTOR EN CALIENTE

  • Colocar el interruptor de motor en la posición de funcionamiento “ON" (en las motosierras accionar también la palanca del freno de cadena).
  • Cuando el motor ha estado funcionado no es necesario accionar la palanca del estárter.
  • Asegurarse de tener colocadas las medidas de seguridad personal: protección auditiva, gafas de seguridad y el vestuario adecuado (anticorte cuando vayamos a trabajar con motosierras).
  • Con la unidad apoyada en el suelo, tirar de la cuerda de arranque. La máquina debería arrancar antes de 5 intentos.

En el siguiente video podrás comprobar que es más fácil de lo que parece, además de aprender a colocarte correctamente y a evitar malas costumbres para hacerlo con la máxima seguridad.